De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

jueves, 31 de octubre de 2013

martes, 29 de octubre de 2013

Pawel Kuczynski. Ahorrando mil palabras (1de4)


      Pawel Kuczynski es este señor jovencito de la foto. Probablemente su cara no os suene de nada, pero es posible que hayáis visto por esos Internetes de Dios alguna de sus ilustraciones, aunque no supieseis quién era el autor.
     Porque este buen hombre es un ilustrador polaco (su nombre realmente se escribe Pawła Kuczyńskiego, o algo así)  nacido en 1976. No es un dibujante humorístico, aunque muchas de sus ilustraciones logran arrancar una sonrisa. Pero hay mucho más: son las menos las que sólo son humorísticas, normalmente son irónicas, socarronas, ácidas… y todas te provocan una reflexión. Satírico probablemente sea el adjetivo que mejor cuadra a su estilo.
     Arremete contra todo: los gobiernos, el consumismo, los políticos, la contaminación, el turismo, las guerras, el hambre, las injusticias,…  A mi me recuerda un poco al dibujante español El Roto: aunque su estilo gráfico es muy distinto (Pawel ilustra en color y nunca se apoya en un texto de acompañamiento a sus dibujos) el trasfondo es parecido.

     Si damos por bueno aquello de que una imagen vale más que mil palabras, con estos  post voy a ahorra más de 200.000, vamos como un tocho de mil y pico páginas. Como son muchísimas ilustraciones, voy a divirlas en 4 posts, que aún así serán bastante extensos. Pero sólo son imágenes, a partir de aquí ni una palabra más salvo para recordar que podéis agrandar cada imagen haciendo clic sobre ella.

lunes, 21 de octubre de 2013

Atom Heart Mother. La vaca más famosa del rock (II)


     En este post anterior comencé a contar la historia de la grabación del quinto disco de los Pink Floyd, continuemos donde lo dejamos.

      En el caso de este disco, la portada merece una consideración aparte: como en otras ocasiones anteriores, y como ocurriría muchas veces más en el futuro, los Pink Floyd le pidieron a los chicos de Hipgnosis que les diseñara el arte para  la cubierta y el interior de la carpeta del disco. Pero en esta ocasión  en su petición a Storm Thorgerson, simplemente le dijeron que querían una portada sencilla y clara, nada de fotos raras y psicodélicas como las que él solía hacer.


 

viernes, 18 de octubre de 2013

Atom Heart Mother. La vaca más famosa del rock (I)

      Atom Heart Mother  es el disco de Pink Floyd que fue pionero en muchos aspectos: fue el primero que grabaron en los famosos estudios de Abbey Road, fue el primero en el que contaron con la colaboración de Alan Parsons como ingeniero de sonido, fue el primero mezclado en sonido cuadrafónico, además del estero tradicional, fue el primero en incluir una gran suite instrumental larga cubriendo una cara complerta (de hecho fue la canción más larga grabada sin cortes hasta entonces), fu el primero en incluir en su composición a un miembro externo al grupo, fue el primero en no incluir ni fotos del grupo en la portada, ni siquiera el nombre del mismo,... y en mi caso fue el primer disco de los Pink Floyd que escuché completo (antes, claro, había escuchado canciones sueltas, pero, como conjunto, como LP completo, este fue el primero que escuché).


     Sin embargo, y aunque tuvo éxito de crítica y público cuando se lanzó (por estas mismas fechas hace 43 años) en octubre de 1970, en muchos aspectos, resultó un disco fallido para la propia banda.

viernes, 11 de octubre de 2013

Lolita. Literatura y cine


“Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta. Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita.”

     Este es, probablemente, uno de los comienzos de novela más conocidos de la literatura universal, junto con el de Cien años de soledad, El Quijote, y el de otra media docena de novelas. Leí Lolita de Vladrimir Nabokov hace ya bastantes años, pero, curiosamente, y a diferencia de otros muchos libros, recuerdo bastante de esa novela en particular.

     La historia es tan conocida, que, como todo el mundo sabe ha provocado que el diminutivo de Dolores de lugar al término genérico de Lolita, así que supongo que no hace falta que cuente de que va, por lo que es posible que haya algunos spoilers, pero en cualquier caso ninguno que deba preocupar si ya has visto alguna de las dos adaptaciones cinematográficas que se han hecho.

lunes, 7 de octubre de 2013

Gravity. No te sueltes

       Desde que el cine empezó a tontear con la tecnología en tres dimensiones, hace ya bastantes décadas, en la época de las gafas con un plástico de color rojo y otro azul, el 3D ha sido más una novedad de barraca de feria que algo que realmente aporte algo a la película. Habitualmente porque no se sabía usar: se incluía alguna secuencia con un objeto en primerísimo plano desplazándose hacia el espectador (una flecha, una piedra, el puño de un actor,...) para que se observara el efecto, y poco más. Luego vinieron las gafas polarizadas, que mejoraron algo la calidad, muchas veces a costa de restarle luminosidad a la película, (por lo que la fotografía de esta tiene que estar pensada para el 3D) pero en general, no nos engañemos, las gafas 3D en el cine son de mala calidad, se rayan, se empañan, y en definitiva son un coñazo, para todos, así que no me quiero ni imaginar para quienes ya traiga sus propias gafas incorporadas de serie.

      Sólo recientemente algunos directores han sido capaces de sacarle partido realmente al 3D, como Cameron con Avatar, Scorsese con La invención de Hugo o Jackson con el Hobbit (lo cual no quiere decir que el 3D sea imprescindible para ver ninguna de esas películas, pero te da un añadido).

      Gravity es una de esas películas. Si existe alguna película que merece la pena ver en 3D, es precisamente la de Alfonso Cuarón.

viernes, 4 de octubre de 2013

Hijos del Tercer Reich. El buen alemán


      Cuando vemos una historia sobre la II Guerra Mundial, los alemanes suelen ser casi siempre o malos o tontos, o ambas cosas a la vez. Esto no es raro (lo mismo ocurre con los rusos si la historia va sobre espías durante la guerra fría) primero porque la historia la escriben los vencedores y segundo porque la mayoría de las historias que nos llegan mediante el cine o la TV nos llegan de Estado Unidos, o sea, de los vencedores.

      Hijos del Tercer Reich es un caso atípico, porque es una serie alemana sobre la II Guerra Mundial, luego es algo así como la visión desde el otro lado (aunque esto no es del todo cierto porque es  alemana, pero actual).

martes, 1 de octubre de 2013

Breaking Bad. Probablemente la mejor serie que he visto nunca

      Antes de que nadie me tilde de exagerado... ¿la mejor? ¿Seguro? ¿Mejor  que otras grandes –y de culto- como Los Soprano,  The Wire, o alguna de las series de calidad que aún están en activo? Pues sí... sin dudas. Y encima, no es de la todopoderosa HBO: es de la cadena AMC, que ya tiene algunas series magníficas como The Walking Dead, o The Killing y otras que cuentan con el favor unánime de la crítica, como Mad Men.

     A diferencia de lo que ocurre con otras como Los Soprano, en esta serie no existen momentos muertos, episodios flojos en los que parece que no pasa nada y que no hacen avanzar la trama, salvo quizás el de la mosca, pero incluso en éste, con toda la paranoia, la trama avanza (Los Soprano es muuuy buena, pero los tiene).

     Además, no es una serie excesivamente exigente con el espectador, no es lenta, no tarda en arrancar, no necesitas ver 10 episodios para apreciar la calidad y engancharte (por ejemplo de The Wire es magnífica, sobresaliente, pero le pasa esto). Con esta no, os reto a ver los tres primeros capítulos de la serie y ver si luego podéis abandonarla y no ver más: van enlazados, tiene un ritmo vertiginoso y hacen gala de un humor negro bestial

     Y por último, en general, las series, por muy buenas que sean las primeras temporadas, tienen tendencia a alargar las historias innecesariamente y acumular episodio tras episodio para seguir haciendo caja, disminuyendo el nivel de calidad global, hasta que las cancelan o las acaban apresuradamente. En esta no es así: cada temporada es mejor que la anterior.